Próxima Reunión: miércoles 27 de SEPTIEMBRE de 2017, 10 hs. ¡¡FELIZ 2017!!

http://www.apoaenelmoyano.blogspot.com/ ES EL BLOG DEL TALLER DE POESÍA DE APOA EN EL HOSPITAL MOYANO - Correo electrónico: poetasdelmoyano@gmail.com - Hospital Dr. Braulio Moyano: Brandsen 2570, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina.
IMPORTANTE: VER AL PIÉ DE ESTA PÁGINA EL "ORGANIZADOR / ÍNDICE" (desde donde se puede llegar directamente a todas las entradas del blog).

Reunión miércoles 27-04-2016: el saludo y la charla de Soledad desde el Taller para "Luna enlozada" (en programa de radio de APOA)



Video © Copyright "Luna enlozada" / © Copyright DG Producciones
2016 - Realización: DG Producciones
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
En caso de reproducción, indicar la fuente.


Soledad - El saludo y la charla grabada el 27-04-2016 desde "APOA en el Moyano" para "Luna enlozada" (el programa de radio de APOA -Asociación de Poetas Argentinos-) que se emite por https://www.ladesterrada.com los jueves de 19 a 20 hs.
Saludo emitido el jueves 28-04-2016
http://ladesterrada.com/apoa-28-04-2016/

Escuchanos también desde el blog del programa:
http://www.apoalunaenlozadaradio.blogspot.com.ar/

USTEDES ESTÁN ESPECIALMENTE INVITADxS!!

Conducción:
Luis Ferrero / Alejandro Pizarro / Daniel Grad
Operación Técnica:
Carlos "Charly" Santoro

Con poetas en el estudio, músicos en vivo, poesía visual, canciones con luna, sorteo de libros de poesía... ¡¡y mucho más!!

Reunión miércoles 27-04-2016: la visita de Cesáreo Sánchez Iglesias... y su mirada (¡¡en gallego!!.. y en castellano)

No Obradoiro de Poesia do Hospital Psiquiátrico de Mulleres de Bos Aires.



ELAS LÚCIDAS. ELAS FERMOSAS. ELAS COA ALMA MANCADA.

Mañá fermosa, soleada. Vai moito frio neste outono porteño. Vou, con ilusión, a territorios de dor e de soños que queiman ás volvoretas que se acercan demais á luz. Invitado polo seu coordenador, da Asociacion de poetas arxentinos, Daniel, no Festival internacional de Poesia de Bos aires. Camiño do Obradoiro de Poesia do Hospital Psiquiátrico de Mulleres, Moyano. Todo o autocarro da municipalidade cheo de familiares que van ver aos seus seres queridos, internadas.



No alto, o ceo dun azul metálico, a lua , clara. Vou coa incerteza de saber crear entre todas territorios de ternura. Sen saber se a palabra poética será sanadora.

Na beirarrúa, un home sentado e, diante del, moitas migallas e anaquiños de pan para os paxaros e as pombras. Quizais compañeiros de soidades.

Entro no Hospital Psiquiátrico de mulleres, Moyano. Na beirarrúa de enfrente o Hospital Psiquiátrico de Homes. Un cartaz lembra a represion que houbo hai tres anos. Vexo policía con armas para calar as súas reivindicacións.


Non é un territorio só de dor é un territorio da tenrura que abrasa. Saúdo Ao Psiquiatra ( de Outes). No Obradoiro de artesanía, (a coordenadora é de Cariño). Pintan caixiñas tecen tapices. Tapices que cubrirán Xanelas que antes tiñan barrotes. Un tapiz tecido ten un poema: Hoxe van brillar os ceos/ que me ollaron padecer.


Os chans relocen nun edificio de outro tempo. Reflicten un sol que abraza.

Sentamonos nunha mes , vanse achegando ao nos escoitar. Unhas fican, outras saudan cun bico e marchan. Nunca estiveron nun Obradoiro de Poesia.
Leo poemas, len poemas. Gostan elas gosto eu ao escoitalas. Len coa inseguridade que leo eu os meus poemas. Mulleres a quen o traballo puxolle as maos de quen nunca minte.


Facemos un xogo que fai na casa a nena de Debora: lemos poemas susurrados.Susurramonos aos ouvidos poemas, cun papel enrolado. Conmoveme escoitar os meus poemas. Debora, Ela popular, as suas maos. Fala lentamente,Susurramonos entre nos. Soledad fai un texto poético. Fálanos da tatuaxe que leva no corpo, cun verso ao seu amor.


Lemos, falamos de cómo amamos a vida. Falamos das palabras das que gustamos. A vida sigue no día a día do Hospital. É hora de xantar. Veñen recoller a Debora, ten días de permiso. O seu pai levaa como a levou quizais cando nena.


Parto Eu e máis Daniel. En todo lugar saudanme cun bico. Elas, fermosas, lúcidas, que o mal vento da vida lles mancou a alma, e lles crebou tantas veces o corpo.

Gardo silencio no xardin arbolado.


Ámoas profundamente lúcidas e fermosas de corazón mancado. Amo profundamente ao ser humano.


Cesáreo Sánchez Iglesias (desde facebook)
https://www.facebook.com/cesareo.sancheziglesias?fref=ts
NOTA: FOTOS: Cesáreo Sánchez Iglesias


0 0 0 0 0

En el Taller de Poesía del Hospital Psiquiátrico de Mujeres de Buenos Aires. Moyano
ELLAS LÚCIDAS. ELLAS HERMOSAS. ELLAS CON EL ALMA HERIDA.



Mañana hermosa, soleada. Hace mucho frío en este otoño porteño. Voy, con ilusión, a territorios de dolor y de sueños que queman a las mariposas que se acercan demás a la luz. Invitado por su coordinador, de la Asociación de Poetas Argentinos, Daniel, en el Festival Internacional de Poesía de Bues Aires. Camino del Taller de Poesía del Hospital Psiquiátrico de Mujeres, Moyano . Todo el autobús de la municipalidad lleno de familiares que van a ver a sus seres queridos, internados.


En lo alto, el cielo de un azul metálico, la luna , clara. Voy con la incerteza de saber crear entre todas territorios de ternura. Sin saber si la palabra poética será sanadora. En la acera, un hombre sentado y, delante de él, muchas migajas y trocitos de pan para los pájaros y las palomas. Quizás compañeros de soledades.
Entro en el Hospital Psiquiátrico de mujeres, Moyano. En la acera de enfrente el Hospital Psiquiátrico de Hombres. Un cartel recuerda la represión que hubo hace tres años. Veo policía con armas para callar sus reivindicaciones.


No es un territorio sólo de dolor. Es un territorio de la ternura que abrasa. Saludo al Psiquiatra (de Outes). En el taller de artesanía, (la coordinadora es de Cariño). Pintan cajitas tejen tapices. Tapices que cubrirán ventanas que antes tenian barrotes. Un tapiz tejido tiene un poema:

Hoy van a brillar los cielos / que me han visto padecer.




Los suelos relucen en un edificio de otro tiempo. Reflejan un sol que abraza.

Nos sentamos en una mesa, se van acercando al escucharnos. Unas quedan, otras saludan con un beso y marchan. Nunca estuvieron en un taller de Poesía.

Leo poemas, leen poemas. Gustan ellas gusto yo al escucharlas. Leen con la inseguridad que leo yo mis poemas. Mujeres a quien el trabajo les ha dado las manos de quien nunca miente.



Hacemos un juego que hace en casa la niña de Débora: leemos poemas susurrados. Nos susurramos al oído poemas, con un papel enrollado. Me conmueve escuchar mis poemas. Débora, popular, también sus manos. Habla lentamente. Nos susurramos entre nosotros poemas. Soledad escribe un texto poético. Nos habla del tatuaje que lleva en el cuerpo, con un verso a su amor.


Leemos, hablamos de cómo amamos la vida. Hablamos de las palabras que nos gustan. La vida sigue en el día a día del Hospital. Es hora de comer. Vienen a buscar a Débora, tiene días de permiso. Su padre la lleva como la llevó quizás cuando era niña.


Parto yo y parte Daniel. En todo lugar saludan con un beso. Ellas , hermosas, lúcidas , que el mal viento de la vida les ha herido el alma, y les quebró tantas veces el cuerpo.

Guardo silencio en el jardín arbolado.



Las amo profundamente lúcidas y hermosas, de corazón herido.

Amo profundamente al ser humano.

Cesáreo Sánchez Iglesias.

Un abrazo para todas y otro para ti.




HACER VISIBLE EL COMENTARIO:

Sanyasi dijo...
Sutil, delicado en su expresión, Cesáreo expresa su sentimiento con calidez y cariño.
Pinta con pinceladas simples pero profundamente expresivas esa experiencia de vida diferente, sesgada. Muy hermoso! Gracias!
Miguel
9 de junio de 2016, 22:27

David Antonio Sorbille desde el libro "Del mágico sombrero": ¿¿Por qué quiero que el libro esté en la Biblioteca "María Meleck Vivanco"?? + las palabras de la escritora/editora Graciela Licciardi

DEL MÁGICO SOMBRERO, por David Antonio Sorbille

Este libro es producto de la Amistad entre Ricardo Luis Plaul y quien les habla en función de establecer puentes creativos. Tenemos la convicción de que la tarea del poeta es no sólo un acto que surge de un estado de gracia sino del compromiso con la palabra. Se trata pues de no bastardear el significado de ese medio esencial de la vida humana. Nos debemos a su infinito alcance, a sus vibraciones y a su permanencia en la memoria de quien la escucha. De ahí que hemos dado a luz un poemario que destaca un propósito común: estar al lado del lector para acompañarlo con la experiencia de nuestras alegrías y tristezas, es decir, la vida misma.





Poema de David Antonio Sorbille


La Abuela tejía / recuerdo que tejía
esas bufandas grises y blancas
cambiando de punto casi por azar
como adivinando el color del cielo
en los momentos de alegría
y de silencio a su lado
o cuando asomaba una lágrima
en su rostro de frente ancha
su cabello intensamente oscuro
y aquel desfile de historias
que casi murmuraba
cuando llegaba la noche
y sus manos saludaban
su último vuelo sobre el espejo



Poema de Ricardo Luis Plaul: RESISTIMOS


En las arenas aparecen dibujos extraños,
augurios de tormentas y soledades agotadoras.
En las cumbres más altas los cóndores andinos
sobrevuelan atentos la tierra de los ancestros.
Nos convoca la quena solitaria y la voz desgarrada,
Nos reclaman las voces de escolares
que toman fuerte sus manos en las rondas del recuerdo.
Con la dulce palabra y la música del viento
que recorre los valles, con todas las banderas desplegadas,
con gritos urbanos y ecos rebeldes,
ocupamos las plazas, nos abraza la cálida cobija
del sueño que albergamos, nos enciende la Idea.
Como siempre resistimos, como siempre construimos,
Debatimos, nos peleamos, nos besamos, nos abrazamos,
Seguimos el camino, Juntos… hasta el último día.


Nota de la editora

Los autores del libro "Del mágico sombrero" Ricardo Luis Plaul y David Antonio Sorbille, emulando a algunos cuentos para niños, se proponen, con este título, evadir la responsabilidad de poner poemas que salgan de una Galera. Sin embargo, ambos, como magos de la palabra, dicen en sus líneas preliminares “Del mágico sombrero salen volando versos con perfume a mujer, a primaveras, a sueños compartidos, a dolores que vuelven con el atardecer del tiempo. Están los padres, los hijos, la Patria con heridas de historia y de olvidos”.



Es por ello que esta actitud admirable de compartir los sueños y la poesía, enaltece aún más el libro que nos sorprende, a través de distintos estilos, con el valor de la palabra pura.

En su libro "EN EL CAMINO", de Ricardo Luis Plaul encontramos caminos de amor fluyente, el resplandor de la mirada de la mujer amada, tal vez con alguna ilusión quebrada o utopías de enamorado de la vida.

Una vuelta a la infancia nos deja pensando en aquellas ilusiones que hemos perdido y el autor concluye en el poema "UN ARCÓN OLVIDADO" con estos hermosos y contundentes versos: “y hasta el viejo gato sarnoso se dio a la fuga / con un tango ya silbado, entre los dientes”.



También nos señala acerca del “frío del mármol cubriendo las rondas del recuerdo”. “El precario vuelo de la vida”. Versos que llevan a la perplejidad del ser humano frente a la muerte.

En el poema "PASIONAL", Plaul deriva su palabra hacia un camino de erotismo genuino. Escribe: “Cuando tu boca sedienta me rodeó / su sexo tangencial, verbos de raza / se hicieron dueños de sus versos / y prorrogó la noche con gemidos”. Palabras que nos sacuden por su contundencia.

Sin embargo el poeta vuelve a lo primitivo del ser y sus despojos y manifiesta: “Son apenas despojos de un recuerdo/ atado al rechazo eterno de los dioses, / perdido en los llantos que murmuran espejismos”.



Versos inhallables como: “tus pies desnudos van dejando su huella pegajosa / en las baldosas de mi cielo” o “Un rumor de esperanzas nos abrigan con una melodía / que todavía no cantamos, que espera bulliciosa y rebelde / en los rincones de la historia, en el desván del futuro” hablan de la sensibilidad del autor para captar los sentimientos más íntimos del ser en estado de expectación de quien bucea en la historia.

La denuncia social no permanece ajena a Ricardo Luis Plaul, por ejemplo en el poema "MORIR", de una belleza escritural inusitada, expresa “Refugiados de la miseria, de las guerras que defeca tu codicia, el saqueo de la felicidad, el saqueo siniestro / de la vida a las órdenes del Dios más poderoso”. O como reitera en otro poema “Un saco relleno con el estiércol del mundo es la conciencia”.

Poemas convincentes que denotan el compromiso del poeta con la palabra y la denuncia han quedado plasmados en muchos de sus versos: “El camino está hollado de dolores, / Y el mío tiene callos de tiempo en sus humores”. “Será la hora de escribir nuevos relatos y susurrarlos a la orilla/ de pequeños arroyos y ríos tumultuosos, / para que avancen con fuerza arrolladora hacia el profundo Mar de la justicia”.

No obstante, el poeta sigue apostando al amor, a la pasión, en un clima de renuevo poético en sus versos: LOCO, LOCO, LOCO / alimentando pasiones, sembrando magia, / en un bandoneón que adora tus pecados”, “renazco en los sueños prometidos”, “He visto a mi fantasma vendiendo fantasías”.

Un poemario intenso, desafiante y sensitivo hasta la médula.




David Antonio Sorbille con su libro "A MI MODO" una vez más nos asombra con su destreza en el manejo de la palabra poética que no ceja en su intento de llevarnos a su propio terreno. El poeta allí se mueve con soltura, con perspicacia y con la sana intención de dejarnos estupefactos. Por cierto lo logra ampliamente y cada poema es un hallazgo admirable de reflexión que nos deja en estado de revelación.



En sus primeros versos denota ya una belleza no habitual, escribe: “surge la tarde / el viento y la palabra / y la tenue anunciación del poema / que cambia el tiempo”.

Las voces de los versos se manifiestan libremente por el poemario, “los momentos que dedico / a pensar en lo perdido / y el horizonte recobrado” y Las manos y las palabras “asumen el compromiso”.

Sorbille se empeña siempre en lograr encantarnos y como dice en su poema "Espera": “intenta una vez más”. También, al igual que su compañero en el libro, David torna algunos poemas hacia un tono erótico y sensual: “El tiempo inmóvil, un éxtasis tempestuoso y febril”. O El viento habla / alimenta incendios / hasta en el último rincón / de nuestra ilimitada fantasía”.



El carácter de expresión que imprime a la existencia misma del ser humano nos hace desviar hacia un estadío reflexivo: “Escribo en el viento / porque el lugar elegido / es la vida misma”. O en su poema "Al calor de nuestro oficio": “como barcos de papel empecinados / en travesías sin sentido”.



David Antonio Sorbille nos lleva de la mano de la nostalgia cuando evoca a La abuela que tejía “cambiando de punto casi por azar / como adivinando el color del cielo”.

El poeta y amigo ya nos tiene mal acostumbrados cuando rinde homenaje a los libros de poetas contemporáneos a él, como en este caso a un libro de Laura Massolo, a otro libro de la que escribe y de su amigo y compañero en este libro, Ricardo Luis Plaul, escribiéndonos a cada uno un poema alusivo donde su poesía alza vuelo y nos honra con su pluma, por lo cual nos sentimos muy agradecidos.
No permanecen exentos además los poemas-homenaje a quienes han constituido para Sorbille ejemplos de vida como han sido Mario Benedetti, Daniel Moyano y Antonio Di Benedetto, tres grandes que, como expresa en un verso el poeta, lo hace “enalteciendo su recuerdo”.



En la sección de "Inéditos", David Antonio Sorbille comienza con dos poemas de amor, "El Aura" que dedica a Silvia “Me conmueve el recorrido de tus manos / alisando la imagen de tu cuerpo en el espejo” y "El Ángel" dedicado a Los niños autistas “Sus ojos tienen el bello / color de la ternura” que le imprimen al último tramo del libro la ternura infinita con que el autor define las sensaciones que tocan a su alma.



A continuación, "Las Palabras" donde distingue: “a las que sin pausa sobreviven”; toma, además, a exitosos autores y continúa haciéndoles honor con su infatigable poesía tales como: Armando Tejada Gómez “Eran la canción y el vino / macerando los versos / de su derramada profecía”, Hamlet Lima Quintana “Siempre contemplé la distancia / como acariciando el mañana / con su mirada sin tiempo”, David H. Lawrence “que nutre el espíritu y las raíces / de la vida y la pasión azteca”, Clarice Lispector “pulso / latido / resplandor / de la hora inmarcesible”, David Viñas “historia de oscuros espolones /militantes desgarrados por la infamia”, Carlos Fuentes “y los balazos de un joven general / que fragmentó el tiempo en un coral de huérfanos” y Liliana Díaz Mindurry “las frases desmembradas en el rincón de los recuerdos” / “mundo perdido de los muertos”.



Como podremos apreciar, un racimo de poemas que cautivará nuestro sentir poético más hondo.

Graciela Licciardi



David Antonio Sorbille desde el libro "Juglar sin tiempo" de Ignacio Giancaspro: ¿¿Por qué quiero que el libro esté en la Biblioteca "María Meleck Vivanco"??

Estimados Amigos:

En este momento único y profundamente emotivo, siento entre nosotros la presencia de Miguel Madrid y Jorge Luis Estrella, celebrando la aparición del primer libro de poemas de nuestro amigo Ignacio Giancaspro, un ser afable, solidario, y sobre todo, un verdadero “juglar sin tiempo”.





De ahí que, merced a su gentil invitación, escribí lo que sigue:

Estamos, ante un poemario con reminiscencias al mejor estilo de Constantino Cavafis. Un viento lejano que atraviesa el tiempo. Una retórica que abandona su rigor para descifrar lo inexplicable. Un itinerario de poemas que desfilan como piezas de un engranaje virtuoso en donde la historia es cíclica y determinada por sentimientos de nostalgia, metáforas de la vida y la muerte, imágenes de una belleza ancestral que renace en cada gesto de humanidad.



Los espacios abiertos en el origen raigal del poeta, tienen el significado del trabajador anónimo, del hacedor de redes, del tejedor de estrellas en el universo potencial de los sueños.

Su mensaje proverbial sabe de silencios, de soledades, de santidad y de los misterios del génesis y la memoria de Zaratustra; la tierra desgarrada por la locura del hombre olvidado de Dios y el eterno retorno de los jinetes del Apocalipsis.



La danza del amor, las flores tardías de la existencia, la ignorancia de los soberbios dispuestos a una nueva crucifixión de Cristo.

La injusticia, los niños del dolor, el canto del mar y la esperanza, los pueblos sojuzgados por los imperios voraces. La genealogía del mal, los antiguos rituales, la niebla matinal en la vuelta de Rocha, el esplendor de un atardecer, el sonido armonioso de un oboe y la sonrisa de la mujer amada.



La poesía de la experiencia representada por el poeta Ignacio Giancaspro, tiene, en definitiva, la fuerza y gravitación de los elegidos en el arte de fascinarnos con la palabra. Estamos, pues, ante un libro que nos conmueve y transita el magno camino de las obras fundamentales.

David Sorbille (17-03-2016)






3 Poemas de IGNACIO GIANCASPRO de su libro "Juglar sin tiempo"

ETRUSCO SOY



Etrusco soy
… y Griego
gotas de árabe tal vez
perjuicio y regalo de abuelas violadas
lo dice mi tez
lo gritan mis ojos y mi perfil
mi ademán y mi orgullo
también mi sentir
cuando escucho guitarras…
se me eriza la piel
y cuando veo arenas
caballos
y toros
lo dicen mis hijos
de cara gitana,
etruscos y griegos
cruzaron mi ayer


Pueblos y pueblos
de espacios abiertos
y soles
y mar
pueblos alegres
pastores de cabras
sufridos y duros
pueblos labriegos
la cebolla y el vino
el atún la naranja y las uvas
la aceituna y el pan
Ah!... y los higos.


De dónde viene mi nombre?
de qué madeja intrincada se fue tejiendo?
y esta extraña arquitectura
que soy
y que no conozco?
Relumbran quizá destellos Escitas
perdidos en mí
como granos de mica entre las piedras?


De dónde vienen
rituales caldeos
que bailan en mi memoria
y brisas fenicias
llevando en sus barcas
cábalas y oscuras alquimias
deseosas de penetrar la materia
de transmutarla…


Y estas manos?
ensayadas y moldeadas durante siglos
ensayadas en marineros y escultores
alfareros alarifes y carpintero
hacedores de redes
tejedores
arperos
artesanos
soñadores de estrellas
y guerreros
Manos prometidas
cuando todavía la sal
era moneda.







POEMA PRIMERO

YO!
Atleta olvidado
Pensador sombrío
Soñador ardiente
Arcángel dormido
he escuchado corceles en mis venas
he sentido el Oráculo
anunciar los signos


En la noche espacial la magia alquímica
ausente de alquitranes de cristal
prepara mi retorno


Yo no pensaba
que en mi sencillo atardecer
se abriera el canto
Pero allí están ellos
yo lo sé
mis ancestrales Dioses me lo mandan


Debo renacer
¡Hoy he nacido!






DESTINO DE POSTE



Tu destino final será el fuego
Crucifixión repetida por las calles
Fraternal esclavitud encadenada
de esquina a esquina
Un manojo de yuyos te acompaña
Nunca una flor…?
Destino amargo
Las manos atadas
por telarañas de cobre electrificado
Destino de poste de alumbrado
Recuerdas?
Fuiste selva
erguías tu hermosura guaraní
florecida en cantos
Dialogabas con la seta
que habitó
la humedad de tus raíces
la mariposa que visitó tus ramas
el pájaro que cobijó tu sombra
la hormiga que te contó sus penas
Generoso de murmullo
fuiste sombra agitada por el viento
¡Y aquella enredadera loca
que se enamoro de ti
y envolvió tu gallardía
en abrazos y besos de lianas
Dónde está?
Ahora, obrero y viejo
proletario agrisado
Quieres descansar
y no te dejan
No tienes sindicato
Un día vendrán
hombres
vestidos de amarillo
a cumplir
la sentencia de exterminio
Un día vendrán
cuando
apuntalarte cueste más
que dejarte caer
Solo entonces
dejarás
la estación penitente desvía crucis
bajarán tu cruz
y hallarás descanso.


Ignacio Giancaspro





Motta Luna con León Gieco cantan "Nacimiento" desde "Luna enlozada" en "La desterrada"



Video © Copyright APOA / © Copyright DG Producciones
2016 - Realización: DG Producciones
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
En caso de reproducción, indicar la fuente.

"Luna Enlozada" (el programa de radio de APOA -Asociación de Poetas Argentinos-)
jueves de 19 a 20 hs.,
El programa se emite por Radio "La desterrada".
Escuchanos desde
http://ladesterrada.com/
o desde el blog del programa:
http://www.apoalunaenlozadaradio.blogspot.com.ar/

USTEDES ESTÁN ESPECIALMENTE INVITADxS!!

Conducción:
Luis Ferrero / Alejandro Pizarro / Daniel Grad
Operación Técnica:
Carlos "Charly" Santoro

Con poetas en el estudio, músicos en vivo, poesía visual, canciones con luna, sorteo de libros de poesía... ¡¡y mucho más!!

La posdata a la reunión miércoles 30-03-2016 y la mirada de Ratón Maciel

Yo pienso que los jodidos son los POETAS escritores.

Los cuentistas son personas tiernas, les gusta la escritura casi sin fotos (lógico. cuando son escritos que se pueden leer y que tientan al lector) Cosa que no sucede con los poetas,

a ellos les gustan los dibujitos y poner solo dos o tres palabritas y decir: "hice un poema". Y cuando no, hacen esos poemas más largos que la 9 de julio en donde uno cae tumbado y etc etc

y al despertar el lector se encuentra nuevamente con el poema (que aún continúa en las hojas aplastadas por el tumbado lector. Y otra vez se duerme el lector...

y sueña su propia poesía -gracias a la poesía que lo tumbó-). Los poetas son pájaros extraños... Igual uno -como cuentista que es- los prefiere.

El poeta es muy jodido. Se toma en serio lo de la pluma como espada en cambio el cuentista se burla de eso. Sabemos bien que la pluma es una pluma y que la espada es una espada. Lo mismo con eso de la palabra como cascote el cuentista sabe que la palabra no es un cascote, es una palabra hecha con letras con la que hay que contar algo. Para mí en lo personal: el poeta defiende lo indefendible.

(y no creo que el gremio le vaya a dar bola... Si bien ellos son verseros no los veo que se detengan en su queja)

Si ud quiere ir al gremio vaya nomás... Ahora están con el asunto de los despidos de palabras, por lo que calculo que le dirán: "Compa una jota indiana es mejor que una H imperial. No embrome los compañeros poetas han sembrado el miedo a la H a la MM a la KK y así estamos. Compa VERSOS eran los de antes... esos que alimentaban al humilde con música y todo, aunque no nos diesen los aumentos que exigimos los trabajadores. Compa´no joda: a los compañero hay que enseñarles a leer lo LARGO y a acortarlo. Y a leer y alargar lo CORTO (el pensamiento reflexivo y crítico lleva al goce, al "amor".

Compa somos "amor" (burgués o no burgués) e "indiferencia neoliberal" más que una letra).

Agarre el bombo que no muerde... y marchemos por los cuentistas reempujémoslo a nuestros versos y hagamos un Frente -no para derrotar, sino para disfrutar de la agonía de los ensayistas y o prologistas largueros."

A mí me compraban Rivadavia tapa dura. Forro papel araña. Con etiqueta y todo.

Usaba una cajita de madera para lápices y temperitas. El papel o cuaderno Gloria

a mí me gustaba más por lo blanco y casi transparente. Luego vinieron las canson

la pintura y la escritura... Yo alterné las dos marcas. Nunca supe lo que se pagaba ni que se pagaba algo... ja. Me creería que las cosas llovían... Ja.

A mí me preocupaba la punta de la birome y las lapiceras (me gustaban de trazo grueso)

también me preocupaba la dureza del lápiz. Y la goma de borrar... y la almohadilla... La secundaria le costó mucho a mi aburrimiento. Me lo gastó.

Qué perdida de tiempo la secundaria! (no es un paso a nada) La sentí pesadísima.

Bueno, sé que ud podrá estar sin internet... por eso le escribo largo.

(las imágenes son lindas cada tanto, sólo que no hay que abusar. HAY UN DRAMA CON LAS IMÁGENES EXIGEN TENER UN TALENTO SOBRE LA ESTÉTICA -para su ubicación-. La imagen puede levantar como destruir (mucho más que un texto largo que solo puede aburrir)... Más en esta Era de la imagen con usos "liberales" más que artísticos; cuando hay demasiado: se nota más cuando aparece una IMAGEN o una imagen)

Ratón Maciel

Reunión miércoles 30-03-2016: la mirada de Ratón Maciel

Taller literario: "APOA en el Moyano".
Miércoles 33 de marzo. Año 2016 (pobre "A").


"Nené"



por Ratón Maciel



Hace bastante que me desentendí (o me desentendieron) como jornalero del Sistema Salud de la CABA (ex-muni). Hay días que hay ráfagas de "Por suerte". Pero hay días con ráfagas de "Por qué no regreso". Ahora, en los días de ráfagas de "por suerte" me tomo tan en serio la ráfaga que me es imposible recordar en qué trabajé o con qué alimenté a mis pájaros, a mis gallinas (que ponen los huevos por ahí) y ni con qué producto fulguré las plumas de Zat, mi gallito, en el lapso de los años. En cambio de Luisito recuerdo..., sé con qué lo alimenté después del calostro. Mi mente agradece las ráfagas de "por suerte" donde el olvido se hace piel y carne, salpullido y grano... y me rasco, y me rasco tanto que doy con el paraje de las carencias: no ideas, no edad, no nada. Ete aquí el descubrimiento: se desconoce los años de la humanidad (puro verso, verso puro los datos que nos tiran los que dicen investigar) En ese mismo sitio y linea de cuestionamiento en el sol -que como siempre está arriba- no sólo se nos hace intocable sino que de igual modo -que con la humanidad- no hay modo de calcular los años del sol. ¿Cuántos años tiene el sol? ¿millones de años? (otro verso) En definitiva, cada vez que me rasco el grano llego a la siguiente conclusión: las definiciones sobre este mundo son versos (puro verso). Con la mano sobre esta Biblia, palabra de Pájaros, juro: todo es volada.



Muchos parecemos, pero no lo estamos y no estamos aunque tus ojos (lector) me vean y me lean. En este momento sólo practico, ensayo y me preparo mentalmente por lo que me pasó el viernes: "Me va a conocer. Humm". Pondré cara y ojos de rabiosao... No, mejor la cara seria (es lo que más asusta de mí) Entre la boga y la franela de los expedientes, no sé... Me miro otro granito y pienso... ¡Uy Horacio! ¿qué hora será? ¿Quéhora será? Qué horaserá. Quéhoraserá. Qué hora es ¿estará abierto el Moyano? ¿Encontraré a Horacio y a la Maga? ¿Qué estarán leyendo?

Uy.

Ingreso al Moyano por la playa de estacionamiento, aquí se suelen dejar coches, coches de cuatro ruedas estacionados. Los coches atrás. Antes de cruzar la puerta me limpio las lagañas...

¿A dónde vas?
Esteeeaa busco un taller de lectura, de poesía o de cuentos; algo así...
No me mientas ¿conseguiste cigarrillos?
Seguí de largo. Y le pregunté a otro de la vigilancia: "busco un taller de lectura, de... versos, ...".
Ah sí, la casa amarilla de la biblioteca, es aquella (me la señala con la nariz). Por la escalera..., creo que es el segundo piso.
No sabía que habían trasladado La casa amarilla, sabía lo de Colón, pero no lo de la Casa...

Subí por escalera de mármol. Abrí una puerta de madera: "Buen día busco el taller mecánico de lectura". Una señora amablemente: "por la escalera".

Subo. Abro otra puerta me meto y en eso a través de un hueco veo la cabeza de un flaco clavada en una pantalla: "Buen día busco el taller...".

Ni idea. Preguntá "adelante".
¿Tengo que volver a la "entrada"?
No. Adelante, al jol -recalcó.


"Adelante", el jol repampeano. Miré de un lado a otro, giré la cabeza para un lado, para el otro y nada. Apenas un pájaro que caminaba rengueando. Éste me indicó el camino: atravesás los árboles, saltás por el cablerío, luego un piolín y apenas corrés uno de los postes vas a ver una "biblioteca, cuadros" y grandes y anchos palos sembrados con "migas".

Allí estaban.

El pájaro Pablo descuartizando libros, la pájara Gaby con su: "¡qué nivel!". La pájara Nené con el sol en las cuerdas vocales arrancaba lectura de un folletín:


Cuando salí de mi casa con mi bastón y mi hato, 

— ¿"ato"? ¿qué es ato? ¿Profesor dice ato aquí?

A ver..., ..., sí dice ato.

— ¿Y qué es ato?

Continuá... -le dice una de las pájaras.

— Pero ¿qué es ato?


Ato. No importa, dale, seguí leyendo que se gasta la batería, nos están filmando -la pajarita Nadia, a la que el cigarrillo la hace reír.



— le dije a mi corazón: -¡Ya llevas sol para rato!-


Es tesoro – y no se acaba: no se acaba – y lo gasto. 

Traigo tanto sol adentro. 

Yo no conocí en mi infancia sombra, sino resolana...


Entre la voz de Nené, el ato, los soles... más la sangre que empezó a moverse, vinieron los aplausos. Porque los pájaros aplaudimos. Los pájaros aplaudimos con las manos, a los plumazos limpios, la voz que salía del pico de Nené. Y esa pregunta: ¿Y qué es ato? nos hizo reír. ¿Qué será ato?... Igual..., qué importa qué es "ato". Y a quién le puede importar, después de todo el bastón es más importante.

Al rato la pajarita Nadia nos leyó un editorial:
Se escapó una boa en mi barrio, es gigante, larga, gruesa y le gustan las mascotas. El domador de boas dice que estaba bien alimentada y le avisó al barrio que no teman por sus mascotas. Todos están contentos y a salvo con el domador de boas que en sí trabaja paseando perros. Él dice que los dientes de la boa son menos peligrosos que los de gatos y bla, bla, bla. Saraza ama a su boa. Y la boa no ama a Saraza. Pero el periodista insiste: ¿se habrá ido con el hurón? El muchacho que sabe de boas le responde: puede ser. Los hurones se enamoran, por eso los tienen atados en los sótanos. El periodista insiste: Y Saraza... El muchacho le responde: no es mi tema.


Estoy escuchando atentamente cuando en eso veo, en la ventana, un pájaro de otro bando (es un pájaro bandido. Lo conozco). Reparo en su pose y en sus oídos: escucha. Esa actitud me incomoda: Escucha. Rajará... Escucha. Sé que en cualquier momento rapidito caminará como en punta de pie llevándose poesías, las migas y...; advierto a los otros pájaros y pájaras lo que podría sucedernos cuando los pájaros bandidos se llevan las poesías y las migas. Es grave lo que sucede. De todos modos no hay caso, a nadie se le mueve ni una pluma.



Es mi turno. Leo:
todos juntos en esta mesa, con dos o tres integrantes más. Ojo con las plumas, se las arrancan, te clavan los canutos en el ojo y empiezan a sorber como si fuese una pajita el huevo pasado por agua. El placer los envuelve. El deseo se les cumple: te morfaron los ojos. Se morfaron la mejor parte. Dicen que lo más rico del ojo es la clara. Y el hueco de las órbitas lo usan para hacer sus nidos. Y asi camina la gente y los pájaros atacados por los pájaros bandidos: con nidos en los ojos. Los pájaros no cantan ni hablan -lo sabemos-. Por más que los escritores se esmeren y confundan, lo sabemos.

Es el turno del pájaro Pablo: ... aquí confiesan sus mentiras de la infancia. Sus robos: el dulce de leche y el helado compartido con sus perros. Y confiesan sus sueños. La bolsa negra que los aguarda o la identificación que pende del dedo gordo del pie, no importa.

Seguimos leyendo.
Escribimos.
Vino la música.
Se asomaron el Sol de Monterrey y el de ahí
y la mañana fue. Y nosotros
en tanto pájaros y pájaras también.

Soy yo.
Subí.
Hola.

Te parece a vos lo del viernes. Me carajeastes.
Ale vengo del Moyano.
¿Te pasó algo?
No. Qué te parece si empezamos de nuevo. Poné la cafetera mientras yo voy por unos turrones. Y leemos los expedientes... ¿querés?
Sí. Pero decime: ¿seguro que no te pasó nada?
No, nada malo. Voy por los turrones.

Vanesa y su saludo para "Luna enlozada" (el programa de radio de APOA) en "La desterrada" - jueves de 19 a 20 hs.

Hola a todos ¿cómo están?

¡qué pregunta! ¿cómo saber cómo están si hay que colocarse en cada uno de ustedes... de sus sentimientos, de sus pensamientos, de sus estados de ánimo?... ¿no?

¿qué les parece? Comenzamos un nuevo día, un nuevo programa (en una nueva radio)

¿qué programa? "LUNA ENLOZADA"... en Radio "La desterrada"...

El programa que eligieron ustedes ¿para qué?

Cada uno sabrá... por soledad, por cariño, por intriga o por casualidad.

En este comienzo transmitiremos de parte de los que integran el equipo lo que a cada uno sienta útil o lo que le sirva para su vida, lo que a cada uno le llegue a enriquecer, a ayudar... lo que a cada uno lo haga emocionarse, divertirse o sanarse...

Queridos oyentes: deseo que no se desanimen, que sigan luchando, que nunca bajen los brazos, que la derrota o el triunfo los lleve al mejor camino, al camino del amor, la unión, la paz y la esperanza...

La esperanza del mañana que tiene los encantos guardados de tu alma.....

Vanesa (V.P.V.).




HACER VISIBLE EL COMENTARIO:

Poetas de APOA dijo...
En la noche del jueves 28-04-2016 se emitió el cuarto programa de "Luna enlozada" desde Radio "La desterrada". En estudio estuvo como invitada especial la escritora Norma Starke con su reciente libro "Abril oblicuo y vertical - Apuntes de ruptura" (de "Ediciones El Mono Armado") y también estuvo Silvina compartiendo el programa y haciendo su aporte con un homenaje a José María Heredia (cubano)... la música estuvo a cargo de Niña Pastori interpretando "Quisiera ser un pez" y en los saludos grabados se hicieron presentes Soledad y Vanesa [V.P.V] (desde el Taller de Poesía de APOA en el Moyano) y Romanita (la hija de la escritora Cecilia Romana). La operación técnica estuvo a cargo de Carlos "Charly" Santoro ¡¡que también hizo su aporte al aire en el programa!! Comparto el enlace para escuchar el programa.
http://ladesterrada.com/apoa-28-04-2016/
29 de abril de 2016, 19:07